WestWorld o la fantasía hecha realidad

WestWorld es un parque temático del salvaje oeste habitado por humanoides, dispuestos a satisfacernos durante nuestra estancia en el parque ¿Cuánto pagaríamos por poder trasladarnos aquí y dar rienda suelta a nuestros más bajos instintos sin tener que rendir cuentas a nadie y sabiendo que podremos resultar dañados?

La nueva serie de HBO es una superproducción creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, basada en una película homónima de 1973 , que fue escrita y dirigida por Michael Crichton. Toda una apuesta de unos 100 millones de dólares, repartidos en 10 capítulos. El episodio piloto dura 65 minutos, cada uno de los siguientes en torno a 50-55 minutos y el gran final en torno a 85 minutos. La serie es todo un despliegue visual y de efectos especiales .

Reparto

La verdad es que la serie cuenta con un gran reparto de actores y actrices. Anthony Hopkins, interpreta el papel de uno de los creadores del parque,  realizando una interpretación bastante monocorde, inmutable ante los acontecimientos, con la misma expresión se toma un café que responde a una pregunta de un robot que le está apuntando con una pistola. Ed Harris me parece que está genial en su papel de tio duro en busca de respuestas. Impagables las escenas en las que ambos, dos mitos de Hollywood comparten cámara. Completan el reparto actores como Jeffrey Wright (globo de oro al mejor actor de reparto por Ángeles en América), Evan Rachel Wood (True Blood), Thandie Newton (Rogue), James Marsden( x-men), Shannon Woodward(Raising Hope) o Jimmi Simmons (Mi nombre es Earl).
Los secundarios que aparecen, algunos son bastante conocidos por su aparición en multitud de series como Simon Quaterman, Teresa Thompson,Ben Barnes, Rodrigo Santoro o Clifton colling junior.

Las reglas del parque

A la llegada a WestWorld, el huésped es recibido por una atractiva señorita que también es un humanoide, quien explica como será la estancia en el parque.
Los habitantes de este parque, llamados “anfitriones”, son inteligencias artificiales humanoides, creados hasta el más mínimo detalle, que interaccionan con los visitantes, llamados “huéspedes”. Éstos podrán participar en todo tipo de aventuras: buscar oro, capturar forajidos….o violar y asesinar sin sufrir daños, ya que las reglas no permiten que los anfitriones dañen a los huéspedes.
 En realidad, las reglas son sencillas:
* Cada huésped, firma un contrato lleno de condiciones en el cual se le advierte que puede sufrir alguna herida. Cada aventura se genera a partir de las elecciones del huésped,  puede elegir la historia que desee, la ropa que utilizará, puede elegir ser bueno o malo…la narrativa se adaptará a los gustos de éste, que será quien fije el límite, de acuerdo a su aguante físico o emocional.
* Pase lo que pase en la aventura, los anfitriones no pueden dañar dañar a los visitantes, no pueden matarlos ni lastimarlos de forma importante. Ésta es la principal desventaja de los humanoides, que podrán ser sometidos a todo tipo de vejaciones. Esta regla constituye una norma programada de base para las inteligencias artificiales.
Con semejante panorama, podemos adivinar que sea cual sea la historia, el humano siempre vencerá. No voy a destripar la serie, porque la historia está bastante bien construida y se va desarrollando a veces un poco desordenado, pero al final todas las piezas encajarán perfectamente.

¿Pueden las inteligencias artificiales tener sentimientos?

Este es el dilema que plantea la serie. Todos los humanoides son utilizados en multitud de historias y narrativas. A lo largo de esas historias, los robots, de acuerdo a su programación parecen tener sentimientos (rabia, pena, dolor, ira…) y actúan acorde a esos sentimientos. Después de cada servicio son reseteados, es decir, su memoria borrada, con lo cual no deberían recordar experiencias pasadas…. Los humanos cuando sufrimos por ejemplo la pérdida de un ser querido muy cercano que ha fallecido tragicamente, ese sentimiento de pena se irá mitigando a lo largo del tiempo, pero nos acompañará practicamente de por vida, pero ¿y en una máquina programada para desarrollar ese sentimiento que se repite en bucle una y otra vez? ¿queda algún recuerdo?
¿Qué es humano y qué es real? la respuesta en WestWorld.

 

Si te ha gustado esta post, compártelo en las redes sociales:
0

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *